6.1 C
Misiones
sábado, junio 25, 2022

Las personas en situación de calle quieren «incidir en políticas públicas» de la región

Mas Leidos

El encuentro, que El encuentro reúne a 60 personas de nueve países (México, Guatemala, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Uruguay, Brasil y Chile) El problema de las personas sin techo no logra resolverse, afirmaron voceros del segundo Encuentro Latinoamericano de la Sociedad Civil y Personas en Situación de Calle que se realiza en Santiago de Chile, mientras que el coordinador de la ONG argentina Proyecto 7, Horacio Ávila, agregó que «nuestros Gobiernos se suman a una mirada asistencialista» y que con estos encuentros buscan «incidir en la aplicación de políticas públicas» a nivel latinoamericano.El encuentro, que reúne a 60 personas de nueve países (México, Guatemala, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Uruguay, Brasil y Chile) se realiza en la Casa San Francisco Javier del capitalino barrio de Ñuñoa, una casa de retiro de la iglesia, que sirve de alojamiento y reunión para todos los asistentes.De Argentina asistieron 17 personas integrantes de cinco organizaciones sociales locales.El organizador del encuentro y director ejecutivo de la Fundación Gente de la Calle en Chile, Francisco Javier Román, remarcó a Télam que este es el segundo encuentro regional, ambos realizados en Chile, y «la convocatoria fue para organizaciones que trabajamos con y para personas en situación de calle, desde una perspectiva de derechos», ya que reconoce la importancia de la solidaridad y la ayuda, pero que no debe quedar ahí.»Hay ciertas diferencias, y esa diferencia está en las organizaciones que tienen una mirada exclusivamente de caridad muy asistencial, que no generan cambios profundos y estructurales. Esto no quiere decir que no valoremos y validemos esa experiencia porque las personas en situación de calle requieren de esta primera respuesta en alimentación, abrigo, cobijo y albergue, pero también tiene que ver con reflexiones» de otra índole, remarcó Román.»Son nuestros Gobiernos que no siempre hacen bien el trabajo y que también se suman lamentablemente a esta mirada más asistencialista y que no logran resolver el problema de verdad. Simplemente, lo que hacen, es adoptar medidas parches, puntuales, con muy baja cobertura», finalizó el organizador.Una de las organizaciones argentinas presentes en el encuentro es Proyecto 7, que asiste a personas en situación de calle y llevó a Chile tres integrantes.Para su coordinador, Horacio Ávila, «la idea es ver qué hay como política pública en cada país. Lo que vemos en estos encuentros regionales es que nosotros -como Argentina- venimos muy avanzados en la cuestión de legislativas, tenemos la ley porteña, la ley nacional y algunas cuestiones más. En el resto de los países vienen bastante complicados con ese tema porque no tienen el tema en la agenda parlamentaria y, por ende, no se le da el tratamiento que merece».Ávila, quien también vivió en situación de calle, recordó que tuvieron que juntar el dinero para pagar el viaje de los tres integrantes de Proyecto 7, y que el objetivo del encuentro es «seguir trabajando, buscando la vuelta para que en toda la región haya políticas públicas de integración para las personas en situación de calle, no importa qué país sea donde haya una persona en situación de calle».Y aspira a que «este encuentro logre incidir para que ese país aplique políticas públicas».  De Argentina asistieron 17 personas integrantes de cinco organizaciones sociales locales. Ávila agregó que para Proyecto 7 «es un momento muy particular, porque la mayoría de nosotros estuvo en la calle. Esta es una organización que tiene esa particularidad porque está compuesta por personas que estuvimos, y algunos están actualmente en situación de calle. Venimos dando una pelea de 20 años y somos la voz de la calle en este encuentro».En diálogo con Télam, agregó que «muchos de nosotros dormimos en la calle, comimos en la basura, sufrimos todo lo que sufren las personas que están en situación de calle».Melina Pelayes de la Red Puentes, una institución argentina enmarcada en la organización Nuestramérica Movimiento Popular, que trabajan con personas en situación de calle y consumos problemáticos en el país, afirmó que «lo que buscamos (con este encuentro) es nutrirnos de las múltiples experiencias y de los diferentes equipos de abordaje que se realizan en materia de situación de calle».Pelayes evaluó esta experiencia como «súper nutritiva por conocer cómo se labura en los diferentes países la situación de calle. Todas las personas que laburamos en Latinoamérica tenemos la misma mirada, la misma perspectiva de considerar a la persona en situación de calle como un sujeto de derecho capaz de solucionar la situación en la que se encuentra».Mariana González, de trabajadores excluidos, es la primera vez que participa de este encuentro y espera llevarse «muchas herramientas, intercambio con otros países, modos de abordaje y conocer otras formas de financiación para acompañar a las personas en situación de calle».La organización «No tan distintes», una agrupación social transfeminista integrada por mujeres y personas LGTB en situación de calle o en riesgo de estarlo, está presente en el encuentro a través de Daniela Camozzi, quien dijo a Télam que «ya se cumplieron nuestras expectativas porque el trabajo en comisiones es riquísimo. Nuestros objetivos eran venir a compartir, aprender y a generar lazos más fuertes».»Trajimos la perspectiva fuerte transfeminista que nos parece fundamental trabajar desde la intersección porque las opresiones son múltiples y la situación de calle es producto de esas múltiples opresiones. Desde ese enfoque creo que todas las organizaciones estamos uniéndonos acá para trabajar», finalizó Camozzi.Sebastián Ferrero, de la Asociación Civil «No seas pavote» dijo que vinieron a Chile a «unificar fuerzas de las diferentes culturas y políticas de los distintos países de Latinoamérica. También encontrar cuáles son los elementos que nos fortalecen y nos hace uno, para seguir acompañando esta multiplicidad y complejidad».El dirigente social consideró que la ayuda no debe quedar en el asistencialismo.»Nosotros hablamos de la humanización, y claramente es un primer paso recibir comida, abrigo, un lugar donde dormir, asistencia de nuestra salud y justicia, pero no puede quedar ahí. Hay que ir más allá para que esta realidad no se siga multiplicando. Al contrario, tenemos que poder transformarla, y para eso es necesaria la política pública o generar políticas públicas que entreguen respuestas a esta transformación», agregó Ferrero.Un cartel en una de las salas del encuentro tiene una frase de Eduardo Galeano que resume el espíritu de los debates: «Y hoy, más que nunca, es preciso soñar. Soñar, juntos, sueños que se desensueñen y en materia mortal encarnen».

Otros Articulos

Último artículo